• Jue. Oct 22nd, 2020

Carta Abierta A La Familia Infante Por Jose Alberto

PorAlvaro Urrutia

May 15, 2019

C

Carta abierta a la Familia Infante

Estimada Familia Infante, me refiero a vosotr@s con ese bonito término, que creo que define muy bien lo que hemos representado como club esta temporada (y mostrado en público el pasado fin de semana), para agradeceros vuestra gran ayuda en la consecución del título nacional masculino y sobre todo en hacer más grande a este club.

Como se pudo comprobar en la final, ganar un campeonato puede depender de pequeños detalles, de matices. Algunos son del propio partido y otros se construyen durante largo tiempo. A los artífices de estos detalles construidos con el tiempo son a los que me quiero dirigir en esta carta de agradecimiento.

En primer lugar, a los jugadores, a los cuales ya he expresado mi gratitud y mis sentimientos por su entrega, compromiso, responsabilidad y especialmente calidad humana. El grupo de jugadorazos que se vio este fin de semana está en consonancia a como son como personas. Ha sido un auténtico placer no solo entrenar baloncesto con ellos, sino también vivir tan de cerca la amistad, buen rollo y trato sano y transparente que han tenido entre ellos. Por supuesto hemos tenido también algún momento malo, pero un equipo grande no es el que no tiene momentos malos ni problemas, sino que el que los tiene y los solventa de la forma en la que se ha hecho: con responsabilidad, madurez, empatía y poniéndose el mono de trabajo. Por ello me siento también muy orgulloso de este grupo y creo sinceramente que eso, al igual que el buen rollo, suma mucho a un equipo.

A mi querido Pepe, sin el cual creo que me habría pegado un tiro en algún momento de la temporada, siempre poniendo esa sabiduría, esa experiencia, dándome el consejo preciso en algunos partidos donde me encontraba bloqueado o no leía la situación adecuadamente. Esas conversaciones en la puerta del pabellón tras cada entreno me han ayudado mucho a tener una visión adecuada de muchas situaciones, y a dormir mejor por la noche. Su buen rollo con los jugadores y sus arengas, sobre todo en los partidos, han sido otra gran suma en la temporada.

A Paco Alarcón le agradezco de corazón las píldoras de calidad que nos ha ido suministrando durante la temporada en distintos aspectos tácticos, técnicos y físicos. Gracias a ellas hemos ido puliendo errores, reforzando lo bueno y nos ha motivado a todos por ver cómo un entrenador de su categoría creía en este grupo y se implicaba y preocupaba para que las cosas se hicieran bien. Además, desde la más absoluta prudencia y siendo cuidadoso en no meterse en el trabajo ajeno o en intentar cambiar cosas que seguramente él hubiera hecho de otra forma. También me ha ayudado mucho a mí psicológicamente cuando le exponía problemas o preocupaciones en relación al equipo y sus consejos me servían de guía y de luz para encontrar soluciones.

A Adri, nuestro “prepa”, que nos ha ayudado a tener un tono físico óptimo, se ha preocupado en traer su propio material (a veces kilos y kilos) a los entrenamientos a pesar de vivir lejos y ha mantenido una relación fantástica con jugadores y entrenadores. Ha estado pendiente de las “peculiaridades” físicas de cada jugador adaptando ejercicios a sus necesidades. Y me ha escuchado y aconsejado sobre temas varios del equipo, ya que él también es entrenador. Un miembro más del equipo en toda regla que ha sumado para el éxito.

Nico, nuestro coordinador deportivo del masculino, tiene un pequeño defecto y es que es un poco cabezota. Sin embargo, ese defectillo, en lo que al club se refiere, ha resultado en un éxito de temporada total. Y no es ni mucho menos por el título del nacional, sino porque esa cabezonería suya en la idea de cómo quería que fuese el club, cómo quería que avanzase, se coordinase y mirase al futuro, resulta que ha hecho que en un año estemos hablando de la “Familia Infante”, y que lo que está por venir sea fantástico. Su grado de implicación, su capacidad de trabajo, de gestión, su don de gentes y su corazón inmenso le han dado un impulso al club que produce emoción. El estado de ánimo e ilusión de la gente que componemos el club (jugadores, entrenadores, padres, gestores…) se ha disparado con Nico. Es muy testarudo, hemos discutido mucho, pero a la vez nos queremos mucho y no puedo sino admirar cómo bajo “su reinado” este club ha comenzado el camino de ser un gran club. Y quiero reiterar que es independiente de éxitos deportivos (que seguirán viniendo), sino que es algo más grande que implica a un colectivo de PERSONAS que van de la mano en algo.

No puedo dejar de agradecer a nuestro equipo de autonómica y en especial a su entrenador Juan Luis la coordinación que hemos tenido durante todo el año para que nos mandasen jugadores suyos para completar entrenamientos o para convocarlos a partidos cuando había plaga de lesiones, a veces privando a su propio equipo de poder convocarlos porque coincidían las horas de los partidos. El haber tenido al menos 10 jugadores en prácticamente todos los entrenamientos de la temporada ha sido determinante para poder rendir al nivel que lo hemos hecho. Gracias también a los jugadores que han entrenado y jugado con nosotros con toda la ilusión y dando su máximo.

La implicación de la sección femenina del club, especialmente a través de Serafín, ha sido total con nuestro equipo, cediéndonos sus horas de entrenamiento en el pabellón Infante para que pudiéramos preparar mejor los play-off y la Final Four. Otro detalle más que ha sumado muchísimo por el que estamos tremendamente agradecidos, y que hace más grande al club.

La directiva ha sido un apoyo constante para el equipo (y me consta que para el resto de equipos del club). La comunicación fluida, el abordar los problemas y peticiones a tiempo y con eficiencia, la implicación infinita que he visto en mis compañeros de “veteranos” los Juan Antonio’s y en nuestro presidente Félix también ha sido de gran ayuda. Cuando las cosas se hacen bien y con seriedad los resultados acaban llegando.

Para finalizar, quiero agradecer a los padres, madres, familiares, amigos, etc. que han apoyado al equipo durante la temporada. Lo del fin de semana pasado en Santomera fue espectacular. Mirar a la grada ponía los pelos de punta. Pero el agradecimiento no es sólo por una final, sino por el seguimiento durante la temporada. Esos viajes en coche, dejar cosas aparte para ir a apoyar al equipo un sábado tarde o domingo, y esos ánimos constantes. Es especialmente emocionante ver cómo los niños de categorías inferiores se han ilusionado tanto con este equipo (gran mérito de Nico y de los entrenadores que además son jugadores del equipo), y cómo sus padres y madres no sólo los llevaban a sus propios partidos, sino también a ver “al Nacional”, con el esfuerzo que eso conlleva. Mil gracias de verdad porque ver a tanta gente implicada y a los más pequeños tan ilusionados ha sido otro punto más que ha sumado para la consecución del título.

Permitidme que incluya entre nuestros seguidores a los que agradecer a Asun, mi pareja y madre del niño que vamos a tener en poco tiempo. Porque ha seguido con ilusión al equipo, me ha apoyado, comprendido, escuchado, consolado, animado…. Sin poner nunca una mala cara ni un reproche por mis llegadas a casa tan tarde durante tantos meses o mis horas de fin de semana para ir a dirigir al equipo, donde muchísimas veces nos ha acompañado. Ese apoyo y esa felicidad que me ha dado también ha contribuido a poder estar en las mejores condiciones para preparar al equipo.

Me despido volviendo al término inicial: Familia Infante, porque este título ha sido maravilloso, nos ha hecho felices y no lo olvidaremos, pero creo que quizás lo más importante es que gracias a todos los que aparecéis en esta carta, se ha construido club para los próximos años.

Gracias de corazón y un abrazo.

(Visto 402 veces, 1 hoy)

Deja una respuesta

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aviso legal